Chiste

Aparte de lo que se vio en televisión, el día de la pedida del principito, hubo otras meteduras de pata. Según se cuenta, la Familia Real tiene por costumbre, después de la cena, jugar a las adivinanzas, bajo la dirección de Doña Sofía:

Primera adivinanza :
- Sofia (madre del principito): Larga y afilada cual estilete, por la punta saca y mete, y por detrás lleva el ojete.
- La Leti (la muhè del principito) : Eso debe ser una polla, no?
- Sofía : Por Dios, es una aguja. Felipe, el bolso de la señora que doña Leticia se va.
- Felipe (el principito) : Mamá, discúlpala que ella no entiende de protocolo. Poco a poco irá aprendiendo.
- Sofía : Está bien, le daré otra oportunidad.

Segunda adivinanza :
Grande y blanca la quisiera, que entre las piernas no me cupiera.
- La Leti : Eso sí es una polla, no?
- Sofía : ¡Por todos los Santos! Es una yegua. Felipe, el bolso de la señora que doña Leticia se va.
- Felipe : Mamá, por favor, discúlpala, que viene de TVE y allí son muy blasfemos. Dale otra oportunidad.
- Sofía : Está bien. La última, pero ninguna más.

Tercera adivinanza :
Cimbel matutino, con forma de pepino, que por delante escupe gotas y por detrás le cuelgan dos pelotas.
- La Leti : Felipe, dame el bolso, pero eso es una polla como una olla.