La Historia, real, del Vídrio. En capítulos (tranquilo, sólo son 4)

CAPITULO 1º
Todo esto de abajo se puede simplificar con: EL VIDRIO ES UNA SUSTANCIA LIQUIDA SOLIDIFICADA MEDIANTE ENFRIAMIENTO. Ahora bien, si quieres profundizar mas, sigue leyendo.
Su primer uso, que se remonta a tiempos muy antiguos, era para objetos de bisutería. Añadiéndole diversos minerales durante el fundido se obtenían cuentas de diferentes colores. En la Antigua Roma se inventó el soplado, técnica que permitió la elaboración de recipientes, e incluso, de láminas para ventanas. Sin embargo, la técnica era tan primitiva que las láminas de buena calidad sólo podían ser de pequeño tamaño. En la Edad Media fue ampliamente usado para las vidrieras de las catedrales.
La industria del vidrio experimentó un cambio espectacular a partir del primer cuarto del siglo XIX, gracias al abaratamiento de la producción de la sosa comercial. Este abaratamiento se debió originalmente al método ideado por el químico francés Nicolas Leblanc a finales del siglo XVIII. Desde entonces empezaron a fabricarse vidrios de gran calidad para instrumentos ópticos. También pudo popularizarse su uso, de modo que proliferaron objetos de uso corriente como botellas, vasos, espejos y otros utensilios, con la consiguiente mejoría en la calidad de vida.
Posteriormente, la técnica de fabricación mediante el flotado en piscinas de estaño ha permitido abaratar la producción de planchas de vidrio plano para la construcción, incrementándose sobremanera el uso de este material en las construcciones a partir del último cuarto del siglo XX. También se emplea en telecomunicaciones (fibra óptica) y como material para utensilios de laboratorio, por ser muy poco reactivo.
Anteriormente el vidrio plano para acristalamientos se fabricaba mediante el soplado del vidrio en discos de gran tamaño, cortando después las piezas necesarias para el trabajo. La mayoría del vidrio usado hasta principios del siglo XIX se fabricaba de este modo. A partir de entonces empezó a fabricarse el vidrio estirándolo entre unos cilindros de 2m a 2,5m de largo y de 250mm a 350mm de espesor. Aumentando la distancia entre los rodillos por los que pasaba el vidrio se obtenía un vidrio de mayor grosor. Estos métodos provocaban numerosas taras en el vidrio. Siendo las más comunes las burbujas de aire en el interior del vidrio ya enfriado. Este proceso de fabricación fue patentado por Henry Bessemen en 1848.
La primera descripción de la técnica de flotado del vidrio apareció por primera vez en los Estados Unidos en 1902 en una patente de W. E. Heal. Una revisión de este proceso apareció en 1925 realizada por Hitchcock. Entre 1953 y 1957 Sir Alastair Pilkington y Kenneth Bickerstaff de la manufacturera britànica Pilkington Brothers desarrollaron la primera aplicación comercial exitosa de estas patentes para formar una banda continua de vidrio usando una bañera de estaño en la que el vidrio fundido fluía lateralmente sin obstáculos hasta donde le permitiera su propia fluidez bajo la influencia de la gravedad y las tensiones de superficie. Las primeras ventas con beneficios se alcanzaron en 1960.
La absorción (o transparencia) a la luz de los vidrios en la zona del espectro visible (0,40 μ a 0,70 μ) depende de su contenido en elementos de transición (Ni y Fe). Sin embargo, tanto en el ultravioleta como en el infrarrojo el vidrio se comporta prácticamente como un objeto casi opaco, independientemente de cualquiera de estos elementos.
En principio cualquier líquido puede transformarse en vidrio si es enfriado lo suficientemente rápido; sin embargo, unos son más fáciles de vitrificar que otros. El más común es el vidrio de las ventanas y de las botellas, pero existen otros materiales vítreos como las tazas de café hechas de poliestireno o los caramelos hechos de azúcar.
... Continuará...