Pablito clavó un clavito...

Pablito estaba escribiendo una carta al niño Jesús en vista de la proximidad de la Navidad:
-"Estimado niño Jesús: Me he portado muy bien este año, por favor haz que me regalen una bicicleta y un videojuego. Atentamente, Pablito."
Dobla la carta, la pone en un sobre, la lleva a la sala para ponerla debajo del árbol de Navidad, junto al árbol se encontraba una pequeña estatuilla de la Virgen María. Cuando va a poner la carta se arrepiente, da la vuelta y regresa a su cuarto. Rompe la carta y escribe una nueva:
-"Estimado niño Jesús: Es cierto que no me he portado tan bien este año, pero creo que por las acciones buenas me merezco un videojuego y una bicicleta. Atentamente Pablito."
Nuevamente dobla la carta, la pone en un sobre y se va hacia la sala a ponerla debajo del árbol navideño. Al llegar ve la estatua de la Virgen, da la vuelta y regresa a su cuarto y vuelve a escribir una tercera versión:
-"Estimado niño Jesús: Es verdad que me he portado mal este año pero yo sé que si me regalas un videojuego y una bicicleta, será suficiente incentivo para portarme bien el próximo año. Atentamente Pablito."
Dobla la carta, va a la sala y nuevamente, mira fijamente a la estatua, da la vuelta y regresa a su cuarto. Muy enfurecido destroza la carta. De pronto los ojos se le iluminan de felicidad, sale corriendo del cuarto hacia la sala, toma la estatua de la Virgen María, la trae de regreso a su cuarto, le cubre los ojos y la boca con cinta adhesiva, la envuelve con trapos, la ata con cadenas, la mete en un baúl, se sienta muy cómodamente con una sonrisa encima del baúl y escribe:
-"Niño Jesús: Si quieres volver a ver a tu madre con vida, dame un videojuego y una bicicleta. Pablito." Además nunca entendí porqué hay niños de papás ricachos, que tienen de todo y a mí la misma mierda juguetes de todos los años, habiendome esforzado tanto en los estudios y portandome bien, mas o menos, con los demas. ¿Podrías explicarme para qué coño quería yo, el año pasado, la porquería aquella del trompo y la carreta?
...El niño Jesús estaba muy ocupado y le encomendó a los Reyes Magos una respuesta, en su lugar, al niño éste de los cojones, el Pablito...
Estimado Pablito, el Cabrón:
-Ya leímos tu carta y pensamos que el que no tiene madre eres tú, pero te vamos a explicar, lo que dices en tu carta es totalmente cierto, fuiste el mejor alumno y te portaste bien, pero también se te olvidó mencionar algunos detalles. En el colegio, en hora de recreo, te orinaste en las bebidas de algunos de tus compañeritos, y como los pobres estaban muriéndose de sed se las tomaron enteritas mientras te cagabas de risa en una esquina; también se te olvidó mencionar que robaste el examen final de matemáticas y que te aprendiste las respuestas, ya que no entendías ni mierda por andar viéndole los calzones a la maestra, así cualquiera sale bien en clase, degenerado ladrón. El trompo y la carreta que te trajeron es porque estás jodido, ya que el viejo estúpido de tu padre, te hace creer que nosotros te vamos a llevar todo lo que pidas. A tu edad ya deberías ser un poco más espabilado. Al viejo estúpido, le faltan huevos para decirte la verdad y no ser tan capullo de tenerte todo el año fantaseando y haciéndote ilusiones de cosas que no se cumplen. No chantajees a la gente, si te portaste bien es porque así debes de ser, no vas a negociar tu comportamiento por juguetes, parece que al que hay que acusar de terrorista es a otro. Al ricachón que te refieres y que tiene mogollón de juguetes, ni los sabe disfrutar por estúpido, además se pasa el tiempo tocando el violín y yendo a conciertos con su maestro que es homosexual. Y tú envidiándolo. Con respecto a la bicicleta y por si no lo sabías animal, caminar es de los ejercicios más completos que hay, claro que a ti te debe importar poco porque eres un huevón. Pero noooo, agradecido deberías estar porque no caerás muerto de infarto a los 40 como el ilusionista de tu padre. Por último, dile al desgraciado de tu papá, que le haga un cariñito al trabajo o en última instancia a la patrona para ver si el año que viene consigue algo de dinero y te compra una bicicleta aunque sea de segunda mano, después de todo, te la mereces.
Atentamente.
Melchor, Gaspar y Baltasar.