¡Vaya con el niño!

- Pero... ¿quieres soltar el ordenador de una puñetera vez?
- ¡¡Que no!! ¡Que no quiero ir de vacaciones a Cuba
- ¡¡Que coño Cuba!! ¡Que te vayas a dar una vuelta y que te dé el aire un poco, que llevas 8 meses encerrado en la habitación!
- ¡No digas mentiras, papi, si descontamos las veces que fuí a mear, será un poco menos!