El sindrome de Stendhal

Se conoce como el conjunto de síntomas que manifiestan algunas personas después de observar obras de gran belleza, especialmente en un espacio corto de tiempo y en una misma ciudad. Los afectados por este atracón artístico caen de repente en un estado de angustia, de excitación alternada con melancolía, obnubilación, temblores, sudoración y pitido de oídos. Este cuadro clínico aparece mencionado por primera vez en un libro de recuerdos personales y estudios académicos titulado Roma, Nápoles y Florencia, escrito en 1917 por el maestro de la novela analítica Marie Henry Beyle, conocido como Stendhal. El cuadro clínico que acompaña este síndrome, que afecta sobre todo a las personas más sensibles ante la belleza artística, no fue incluido en la lista de trastornos médicos hasta que lo descubrió la psiquiatra italiana Graziella Magherini, en 1979.