No deberìas perdertelo

Increìble documento en el que una niña, Severn Suzuki de 12 años (ocurrido el 3 de Junio de 1992) hizo enmudecer a los mandatarios de Naciones Unidas presentes en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro. Su discurso, sencillo y directo, puso a los políticos ante sus propias contradicciones e hizo sonrojar a más de uno. A pesar de los años que han pasado, sus palabras siguen teniendo una fuerza brutal.
Empieza asì "Soy sòlo una niña y no tengo todas las soluciones, pero quiero que se den cuenta: ustedes tampoco las tienen..."