Misterios sin resolver

La jarra de Dorchester.
En 1851 en la localidad de Dorchester en Massachusetts se encontró algo tan llamativo y extraño que palideció a todos los científicos, al punto que una de las revistas de ciencia mas prestigiosas del mundo, la Scientific American, trato de buscarle una explicación. Se trata de un tarro hecho de una aleación de plata y zinc que fue extraído de una roca sedimentaria a varios metros por debajo de la superficie. La antigüedad se dató de hace más de 100 mil años, incluso antes de que existieran homo sapiens. Podríamos pensar que es una formación geológica casual, si no es porque el jarrón estaba decorado con motivos florales y una geometría perfecta.
www.anfrix.com