El centinela del Puente

En el Este de China, el puente de Nankín (en el río Yangtsé) se ha convertido en todo un macabro símbolo de muerte en este gigante asiático. Más de dos mil personas han saltado al vacío desde sus bordes.
Sin embargo, se ha producido un importante descenso en el número de personas que deciden acabar con su vida tras la iniciativa llevada a cabo por el tendero local, Chen Si. Este humilde hombre ha saltado a la fama tras convencer a muchos suicidas que no merece la pena acabar con su vida.
- Los suicidas son fáciles de reconocer,” aseguraba Chen
- “caminan como si no tuvieran alma”.