Historias sorprendentes

"Esto no debe sorprenderles, pero arriba está la fotografía de un clip. Es rojo. Este clip rojo está ahora en mi escritorio junto a mi ordenador. Quiero cambiar este clip con ustedes por algo más grande o mejor, quizá una pluma, una cuchara o quizá una bota. Si me prometen hacer el trato entonces iré a visitarles, donde quiera que estén, para hacer el trueque. Así que, si tienen algo más grande o mejor que un clip rojo para cambiar, mándenme un correo con los detalles a oneredpaperclip@gmail.com Kyle".
PD: Voy a hacer una cadena continua de trueques hasta conseguir una casa. O una isla. O una casa en una isla. Ya ven. ¡Espero hacer un trato con ustedes pronto!
Lo que sucediò fuè èsto:
Cambia el clip por un lapicero en forma de pez en Vancouver (Canada). El mismo dìa va a Seattle y lo cambia por una chapa con forma de E.T. Once dìas despues, cambia la chapa por un asador en Amherst. Dos meses mas tarde hace un trueque con un generador de energìa rojo en San Clemente (USA). Casi dos meses mas tarde vuelve a trocar por un barril de cerveza, que conseguirà cambiar por una moto de nieve en Maspeth Queens (NY) un mes despues. Ese mismo mes cambia la moto por un viaje a Yahk (ni idea... donde cae). Al mes siguiente lo trueca por un camiòn de reparto??? y èste ùltimo por un contrato de grabaciòn...
Hoy en dìa Kyle, ya tiene una casa ¡¡con un sòlo clip!!
Si quieres seguir su historia (en ingles) en el enlace de abajo
http://oneredpaperclip.blogspot.com/