La puta maquina de los cojones

Un hombre, J.P., se quejaba de un fuerte dolor en el hombro y un amigo le dice:
- Hay un aparato en la farmacia que puede diagnosticar cualquier cosa, mucho más rápido y más barato que un doctor. Pones una muestra de tu orina y el aparato te diagnostica tu problema, y te sugiere qué hacer. Además, sólo cuesta 5€.
El hombre llenó un frasco de orina y fue a la farmacia. Encontró el cacharro y puso la muestra de orina dentro de la máquina. Luego depositó los 5€ en la ranura. El cachibache comenzó a hacer ruidos, a encender y apagar varias luces, y al rato, por una ranura salió un papel que decía:
- Ud. tiene hombro de tenista, frote su brazo con agua caliente y sal, no haga esfuerzos físicos de magnitud, en dos semanas va a estar mucho mejor.
Más tarde, decidió probar si el ordenador podía ser engañado. Mezcló agua del water, un poco de mierda del perro, algo de pis de la hija y no sé què de las bragas de su mujer. Para terminar, se masturbó y puso su semen en la extraña mezcla. Fue a la farmacia, encontró el mecanismo, y le puso la mezcla, además de los 5€. Después de los sonidos y las lucesitas, la máquina imprimió el siguiente análisis:
- Su agua es demasiado impura: Cómprese un purificador, su perro tiene parásitos: déle vitaminas, su hija toma drogas: intérnela en un instituto de rehabilitación, su esposa está embarazada: y no es suyo. Consiga un abogado. Por ùltimo, ¡¡si no deja de masturbarse, no se le va a curar nunca el hombro!!