Veneciana musical

Esta bonita persiana diseñada por William Gurley ha sido creada para que, en ratos de aburrimiento, podamos hacer música con ella. Cada una de las tablillas que lo forman está tallada para que tenga un tono. Así, en función de lo abierta que esté, podremos obtener diferentes tonos al golpearlas con una baqueta. Lo que no sabemos es cómo sentará al vecino de enfrente que, durante la siesta, nos pongamos a tocar, por ejemplo, “La cabalgata de las valquirias” en la ventana.