Defensa propia

Dejen de golpear los ordenadores cuando se cuelgan, ellos son sensibles y alguno está hasta los huevos.