Los Hibakusha

Hibaku, forma pasiva de "baku" (bomba) y "sha" (persona) con el que se designa a los supervivientes de los bombardeos nucleares a civiles en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945, por parte de la fuerza aérea de Estados Unidos. Oficialmente hay más de 360.000 "hibakushas" de los cuales la mayoría, antes o después, han sufrido desfiguraciones físicas y otras enfermedades provocadas por la radiación, tales como cáncer y deterioro genético que afecta a generaciones posteriores. Asimismo, es característico de los hibakusha un continuo temor ante la incertidumbre de su muerte. Al dolor físico y psicológico, hay que añadir también el factor de rechazo social puesto que con frecuencia sufren discriminaciones de sus conciudadanos.