¡Rayos y Truenos!

El mayor Summerford, oficial británico, al luchar en los campos de Flanders en febrero de 1918 fue tirado junto con su caballo por un rayo y paralizado de la cintura hacia abajo, se retiró y se fue a Vancouver donde en 1924 pescaba en un río y un rayo dio de lleno en el árbol que lo abrigaba con lo que quedo paralizado de todo el lado derecho, dos años mas tarde, podía dar caminatas ligeras y a pleno día de verano otro rayo lo golpeo paralizandolo completamente, murió tiempo después, pero el rayo lo volvió a visitar 4 años después, en una tormenta eléctrica, un rayo golpeo una lapida y la destruyo... adivinen de quien era...
A pesar de la asombrosa historia, existió un tal Roy Sullivan que fué alcanzado por rayos, 7 veces. Pero de éste tipo, ya hablaré en otro momento.