Una idea brillantemente mórbida

Lennart Andersson, el director del cementerio de la ciudad sueca de Halmstad, ha tenido lo que él llama "una idea brillantemente mórbida".
Este personaje reutiliza el calor que desprende su crematorio, para calentar (gratuitamente) las viviendas de sus vecinos. Se vé que por allí mueren muchos y a menudo, ya que la "genial" idea le vino, debido a la gran cantidad de humo y calor, desperdiciado, que producía su crematorio.
Para terminar de adornarlo, el tipo dice "Ya sé que algunos se manifestaran en contra, pero cuando te caliente tu casa gratis, pocas quejas recibiré"
N.d.A. De nuevo la humanidad vuelve a asombrarme.