"Poemas Entretenidos y Narraciones Espectaculares (P.E.N.E.)"

Hace mucho, pero que muuucho tiempo, existió un chicuelo llamado Pepito Danger Lenguaseca, que vivía en el mágico pueblo de Huancavelica, marginado por ser el único niño sin haber tenido sexo de todo el kinder garden (estilo mexicano y barriobajero para decir "colegio"). Noche trás noche miraba la foto de su amada Yaruditza Lopez, quien era su compañera de clase y la más rica de toda el aula; y se preguntaba porqué ella no le correspondía. Pepito Danger sufría al ver como todos los días, después de clases, ella subía a la moto de su novio mientras él lloraba lágrimas negras al viento.
Uno de esos días, Pepito Danger, regresó a su casa llorando como siempre, pero jamás pudo preveer lo que el destino le tenía preparado. Aquella noche vio pasar una estrella fugaz y con el corazón en la mano izquierda ( y su miembro en la mano derecha) pidió un noble deseo
- Quiero tener un amigo que me entienda- dijo Pepito Danger (webón, en vez de pedir una novia...)
A la mañana siguiente despertó agitado al ver que un brazo negro le tocaba su cuerpo.
- ¡Que pasa papá zorrón!
Dijo el dueño del brazo:
- Un negro en zungas (en pelotas) con acento boricuo (parecido al cubano) y una cojera evidente. -¡¿Quién eres tu?!- pregunto Pepito Danger
-Hola muchachito, estas como quieres (muy lindo)... Soy tu amigo imaginario papazote, hacercate mijo' no te va a doler
Respondió el hombre oscuro mientras se bajaba de la cama como solo un negro sabría hacerlo (con tres piernas). Desde aquel día el amigo imaginario de Pepito, a quien llamó Fuhrer with stick (Mr. Palo, mas o menos) le contaba cuentos eróticos todas las noches antes de dormirse...
Fuhrer, leyendo cuentos eróticos a Pepito (véase la fotito)
Pronto Pepito Danger dejó de sentirse solo en el mundo y ya no le interesaba tanto el tema de su amada Yaruditza, "perra culia', maraca shushetumare" pensaba pepito (improperios e insultos mexicanos). No obstante el destino le tenía otra jugada...
Con el tiempo, Fuhrer, comenzó a ponerse demasiado cariñoso, cada dia parecia mostrar un incontrolable deseo sexual por Pepito... Hasta que lo terminó violando (por fin).
Así fue como día tras día Pepito Danger era ultrajado y sometido por su amigo imaginario. Fruto de aquello Pepito Danger tuvo un hermoso bebé imaginario de Fuhrer (lo amamantaba con sus tetas imaginarias) y terminó casándose con él, lo que terminó con su discriminación por ser el único virgen en la clase y además le hizo acreedor de una bella familia imaginaria, en una bella localidad al sur de Cuba.
Reza la leyenda, que los descendientes de Pepito Danger viven bajo tu cama y son los responsables de las tendencias homosexuales de tus hijos.
http://losnotocordios.blogspot.com/2008_08_01_archive.html