El concursete

Desde luego que a los chinos no hay quien les gane en originalidad, en lo que a concursos se refiere. Aunque se ponga en riesgo la vida del concursante. Debe ser que piensan hay tantos, que uno mas o menos... ¡que mas dá!