Leyes incongruentes

El propietario de un “coffee shop” de Amsterdam ha sido multado por fumarse un porro en su propio establecimiento. La multa no es por posesión de marihuana (es notorio que en los “coffee shops” de la cuidad se permite vender y comprar hashís y maría) sino por haber metido tabaco dentro del cigarro, cosa que está terminamente prohibida.Desde julio, el consumo de tabaco en lugares públicos es ilícito en Amsterdam, mientras que el consumo de cáñamo en los “coffee shops” sigue libre. Un portavoz de la policía local comenta que “la lógica de la situación es difícil de explicar.”