Increíble pero mentira

Subiendo las escaleras de mi casa y pasando por el rellano de una de ellas, escuché y ví esto:
Entraba este chico a casa de su novia y, sin cerrar aún la puerta, le dice a la novieta:
- Cariño, por favor, perdona lo de ayer... Aquí te traigo un regalito para...
- Ya se me olvidó, tonto, pasa que te espero en la camita...
- ¡¡¡VOY!!
Y resulta que detras mío estaba otro vecino escuchando todo esto y al volverme lo veo de esta guisa y diciendo:
- ¡¡Me cago en to lo que se menea!! me doy bocaos en el culo por que me pase algo parecío. Pero que mal repartío esta el mundo... Y le saqué esta foto que quedará para la posteridad.