Perdón por ser viejo

RESPETEN A SUS MAYORES, ELLOS LO DIERON TODO POR NOSOTROS.
- No es que quiera estorbarles subiendo una escalera, es que no puedo ir más deprisa.

- No es que quiera hacerles perder su tiempo en la cola de una ventanilla, es que mi mente ya no es tan rápida como la suya y tardo en enterarme de las cosas.

- No es que quiera molestarle cuando le dirijo la palabra en un parque, es que, a veces, la soledad pesa demasiado y busca uno unas migajas de conversación para poder soportar la soledad de la noche pensando en ellas.

- No es que quiera hacerle daño a sus hijos si les hago una caricia, es que los recuerdos de otro tiempo, de los míos, se me agolpan.

Por favor, perdónenme para cuando sea viejo.

Amen a sus viejitos, ellos lo hicieron por uds.

Quizas te interese saber lo que aprendí de la vida