Las Lenguaronas o Cotillas

Todo el mundo a sufrido a estos personajes o conoce el "maligno poder" de estas "señoras" con su lengua viperina. Capaces de "volverte" como los calcetines poniendote a parir, desenmarañando todas tus intimidades y vociferandolas a los cuatro vientos, con la única satisfacción y ganancia que el saber que la vida de los demas es tan miserable o mas que las suyas.

No me gustan las comparaciones pero, si hubiesen nacido animal, serían serpientes. Siempre dispuestas a pegar su oreja en tu puerta para enterarse de los entresijos de los demas y salir corriendo a pregonarlo al primer incauto que encuentran.

Pues bien, en el siglo XVI; en Inglaterra y Escocia, para castigar a las chismosas; se usaban como medidas disciplinarias, unas mascaras de hierro que debían llevar por un tiempo bastante prolongado y que mas que dolorosas, eran exageradamente humillantes, por el hecho de que no debían quedarse en casa, sino salir de ella y con asiduidad. Algunas mascaras incluso llevaban correa para que pasearan como perros
.