Ladrones Gilipollas

El disfraz elegido por un asaltante de bancos en Manchester, New Hampshire, fue el de "árbol humano". No sólo se cubrió las huellas digitales con cinta adhesiva para evitar dejar huellas, sino que también se la colocó por el resto del cuerpo para sujetar hojas y ramas cuya función era cubrirle el rostro. A pesar de este singular disfraz, fue detenido por la policía.
Otro que también recurrió a la cinta adhesiva fue un joven de Ashland, Kentucky. Intentó robar una licorería pero no solo no lo consiguió sino que el personal de la tienda se abalanzó sobre él y le retuvieron hasta que llegó la policía. Su humillación no terminó ahí sino cuando la policía tuvo que despegarle toda la cinta adhesiva que el ladronzuelo se había pegado por la cara a modo de momia.Estos pobres imbéciles trataron de robar un banco con estas caras. Realmente estaban necesitados de dinero, ya que no pudieron comprarse ni unas ridículas medias que tapasen sus estúpidas caras.