Felatriz

Dicese de la mujer que proporciona sexo oral (generalmente de buena calidad) a cambio de dinero a especimenes del género masculino.

Resulta curioso pero en realidad es una especialidad o una rama anexa a la prostitución. O sea, bien puede ser compartida o no, ya que tan sólo se podría ser una excelente feladora y no tener porqué vender el resto de su cuerpo.

En el antiguo Egipto, estas mujeres llevaban los labios pintados o maquillados para diferenciarse de las otras, con colores fuertes y llamativos (una especie de marketing) y no todas ellas se dedicaban a la prostitución, algunas solo hacían esto por dinero pero sin ser prostitutas totales.

Se utilizaba también como medio de resolver conflictos entre los miembros de varios grupos, o sea que la chica de turno se la chupaba al de otro grupo para que no hubieran muertes ni guerras.

Un ejemplo mal interpretado fué el de las mujeres de la isla de Lesbos, ya que a las féminas que les gustan su mismo sexo se les mal llama lesbianas debido a la creencia de que fué allí donde mas se practicaban estas actividades homosexuales y realmente no era así, si no porque eran las mas expertas felatrices del mundo; llegando a situarse en la antiguedad como el mejor destino turistico-sexual del planeta.

En Roma,
la felación era una práctica común y corriente y había una estrecha relación entre el poder y el sexo oral. Lo más curioso es que en Roma el cunnilingus, contrariamente a la felación, era considerado un acto de bajeza, lamerle el sexo a una mujer era peor que dejarse sodomizar???.

Un ejemplo precursor y didactico de esta actividad sexual es el de los monos bonobos o chimpancés pigmeos, las monas lo hacían a cambio de comida o protección.
Cuanto menos resulta curioso el singular parecido de las monas con "algunas" chicas de hoy y ayer que practican éste añejo oficio con gente acaudalada (generalmente viejos) para satisfacer sus caprichitos o sobrevivir.

Uno de los mas famosos y sonados fué la becaria de Bill Clinton, la señorita Lewinsky, Monica de nombre y felatriz de profesión.

Como ven, es algo que siempre existió y perdurará por siempre ya que ademas de relajante y placentero, es la mejor receta para la Paz y confraternidad ¿no creen?.

Fuente