Maravillas de la Antiguedad

Una Columna IncolumeEn el enclave situado a las afueras de la capital de la India, hacia el sur, se hallan las ruinas de la que fue la primera ciudad islámica, el patio del Templo de Qutub Minar, en Nueva Delhi.

A los pies de la Torre de la Victoria (el minarete islámico más alto del mundo, con 72,5 mts), se encuentra la mezquita de Quwwat-ul-Islam. Dentro de su patio, hay un pilar, pilastra o columna de hierro puro fundido que mide casi siete metros de altura, que pesa 6 toneladas y que ¡¡¡jamas se oxida!!!

Se conoce por Iron Pillar y ha despertado el interés de profanos y especialistas en cuanto a sus cualidades, fecha y rareza. Construido con un 99% de hierro de baja calidad, el pilar es la muestra del alto nivel en metalurgia que poseían los herreros de la antigua India. Al tener una mínima presencia de otros elementos como el azufre, indica que el hierro fue sometido a un proceso de tueste y posterior fundido con carbón vegetal.

El pilar llama la atención de los arqueólogos y los metalúrgicos ya que, a pesar de tener más de 1600 años de antigüedad, no presenta ningún tipo de corrosión.
La profecía del pilar.

Hay quien añade más misterio al asegurar que es una especie de iceberg férreo, del que sólo se ve una tercera parte. Dicen que, en realidad, no tiene siete sino 18 metros de altura y un diámetro de 41 centímetros en la base y de 30 en la cima. La columna visible no sobresale del suelo más que 6'60 metros. Tal vez eso justifique la inscripción profética que tiene en su base:
"Mientras yo me sostengo, se sostendrá el reino hindú".

El pilar tiene una inscripción en la que se explica que fue construido como un homenaje al dios Vishnu y en memoria del rey Chandragupta II (siglo V d.C.) amante de las artes y coronado por una imagen del Dios Garuda.

La mezquita, en cuyo perímetro se ubica la columna, se construyó en el año 1193 y está considerada la primera que se construyó en la India, pero el pilar es del año 400 d.C. lo que quiere decir que el templo se construyó alrededor de esta columna que ya se debía considerar sagrada.

Los conquistadores musulmanes demolieron 27 templos hindúes y jainistas que se encontraban en los alrededores para utilizar los fragmentos en la construcción de la mezquita. Tan solo respetaron el pilar de hierro.

¿Por qué?

Sobre el año 320 es cuando comienza el imperio de los Gupta y bajo los sucesivos reinados de Chandragupta, Samudragupta y Vikramaditya, la India del norte accedió a una especie de edad de oro cultural. Es la época en la que se puso fin a la redacción de las grandes epopeyas hindúes, como son el Mahabharata y el Ramayana.

Es un imperio que llega hasta el 575, año que empieza su decadencia. Ese siglo VI marca para la India del norte el nacimiento de una Edad Media. Dividida e invadida, la India sólo recuperará su unidad con el advenimiento del imperio mongol. Como recuerdo de aquella época nos queda esta prodigiosa columna de hierro que, desafiando el paso de los siglos, apenas tiene vestigios de herrumbre.

Es uno de los fenómenos metalúrgicos más curiosos del mundo. Como se sabe, el hierro se oxida con facilidad y mucho más en un clima tan húmedo como el de Delhi con sus periódicos monzones.