Toylets

Ya no tienes por qué separarte de los video-juegos ni cuando estás en el baño. Sony ha desarrollado una consola que se instala en el urinario. No tienes que utilizar ningún joistick, sino tu propio chorro. El sistema detecta la dirección y la presión, y lo traduce a movimientos en la pantalla.