Soy Un Culo De Mal Asiento

Una muestra mas en nuestro devenir en el tiempo, un nuevo granito de arena en la fértil playa del sentimiento, es mi sino. Desde que tengo uso de razón así ha sido y casi nunca ví un atisbo de cambio. Forma parte de mi filosofía, de mi leyenda, por suerte o por desgracia.

Soy del Sur y con orgullo. Quiero decir que en el Sur somos mas pasionales, en general, el sentimiento lo llevamos a flor de piel, nos guiamos por él, no en todo pero sí en mucho. Lo que ocurre es que debido a nuestro talante alegre y pasional, le damos la vuelta a todo y sólo vemos el lado positivo. Fijensé, somos gente de extremos, nada de medias tintas. Aunque suene exagerado, realmente somos así.

Pensará alguno que soy un crío, nadie mas que un niño vive con tantas ilusiones y/o pasiones ¿no? Craso error y por favor no me juzgueis con vuestra vara de rasar.

Yo entiendo que no debo dejar pasar este suspiro de vida, perdiendolo sólo en acumular, olvidandonos de lo mas importante, ¡¡vivir!! Y no me refiero a las fiestas, las marchas, el cachondeo y la enjundia. He viajado mucho por España y se de lo que hablo. La diferencia está en que siempre vemos el vaso medio lleno y no medio vacío.

Pero, por lo que veo, ya se está acabando. Veo con estupor la evolución y no me gusta nada. ¿Por que se ha atascado e involuciona la humanidad? me refiero a los valores mínimos para considerarnos personas y no animales. Por que eso es lo que veo en la calle, animales.

Son aquellos que se pitorrean de los mayores, que abusan de los niños, que buscan pelea en vez de diversión, que estan todo el dia en el parque tomando drogas o que maltratan fisica o psicologicamente a cualquiera.

Éstos críos, la mayoría, ¿son el futuro que nos espera? ¿Así queremos acabar con nuestros problemas? Estamos ante un periodo de recesión, en el que vamos marcha atras. Aunque no me incluyo, generalizo. Nosotros no le estamos dando una buena educación a nuestros hijos. Veo como los adolescentes, sin que nadie les cohíba y con el apoyo de la justicia que nosotros hemos creado, campan a sus anchas como Atila, allí por donde pasan no vuelve a crecer la hierba.

Me tocó vivir una época en la que el cachete o una torta a tiempo evitaron esta lacra social.

He visto como un puber, sin el mas mínimo respeto, amenazaba o incoaba a un anciano y al acercarme para terciar se enfrentó a mí. Me ví en la tesitura de la duda, si le golpeo podría ir a la carcel, si no lo hago se me subirá a las barbas e incluso podría golpearme, si lo denuncio ni si quiera iran a por él por ser menor.

No hago nada de esto, saco mi capote y me lanzo al ruedo estúpidamente, ya que siempre pensé que dos no se pelean si uno no quiere. El resultado fué nefasto. No conseguí nada. Sólo llevarme a aquel incauto anciano, que tambien pensaba que la sociedad se regía por el respeto. Al día siguiente, el anciano estaba en el hospital. No sólo recibió de aquel niñato cabrón, si no tambien de su hermano y padre. Me preocupo por su salud y le visito ya en casa. Le aconsejo que denuncie a estos impresentables y ya no tan asombrado, me dice... Piensalo bien... ¿Realmente crees que servirá para algo?...

En aquel momento, aún con restos de ira, no quería darle la razón, pero lamentablemente la lleva.

Hemos creado monstruos con altos indices de saturación. Les hemos dado de todo, menos educación y respeto. ¿Porqué la Ley protege al menor y desprotege al mayor? ¿Porqué la policía me dice que no viene a hechar de la puerta de mi casa a unos menores que trafican y consumen estupefacientes, hasta que no pase nada sangriento?

No sólo tengo que luchar contra las injusticias, tambien con la mal llamada justicia. Encima, me dicen "culo de mal asiento", que no me adapto, que voy a contracorriente...