LoveBusters

En China se está popularizando un peculiar servicio: contratar a un agente para que rompa tu noviazgo, evitándose así el amargo momento.

Teniendo en cuenta que la rupturas amorosas nunca son fáciles y que comúnmente derivan en episodios dramáticos, incómodos e incluso semi-traumáticos para alguna de las dos partes, un joven empresario chino, Tu Weiming, ofrece la posibilidad de que contrates a un "outsourcing" para evitar la tensión de ese momento.

El precio de la ansiada libertad, así como de evadir el incómodo trámite para conseguirla, es de solo 150 yuanes (16'66 €). A cambio de esta tarifa los “agentes de ruptura”, como se llama a aquellos que proveen este servicio, abordan a la “víctima” y le informan que su, hasta entonces, pareja ya no desea continuar con la relación.