El Pájaro de Jarno

Jarno Smeets, del proyecto "human birdwings", era en realidad el artista holandés Floris Kaayk, que admitió el pasado día 22 en la televisión alemana que todo este tinglado había sido un hoax que tardó 8 meses en gestarse. ¿La excusa? La de siempre: un experimento social.

Este presunto ingeniero abrió un sitio web en el que fue exponiendo sus avances en la construcción de un dispositivo mecánico para poder volar como un pájaro. Para controlarlo, el piloto agarraba un mando de la Wii con su nunchaku. El controlador de todo el dispositivo era un móvil con android y la potencia del sistema venía de cuatro baterías de 5000 mA.

Intentó hacernos creer que podía volar como un pájaro y finalmente resultó que si, que era un pájaro de cuidado.

Incluso Jamie Hyneman, el calvete del Mithbusters (CazaMitos en spain), analizó el proyecto llegando a la conclusión de que era un hoax.

Desde este sitio enviaba el timo a todo el mundo Human Birdwings