LOS ESCRITORES MALDITOS

¿Quienes son los escritores malditos?


Charles Bukowsky, Arthur Rimbaud, Emily Dickinson, Dylan Thomas, Gabriel Ferrater, Stefan Zweig; entre otros, son considerados provocadores, originales, subversivos, pero también neuróticos, borrachos, aislados, con vidas desgraciadas. Muchos agregaron a esa vida atormentada, una muerte terrible.
La desesperación, la locura, la pobreza, ¿quizas la maldición? llevaron a estos escritores a una muerte prematura y fatal.


"Muchos hombres de buen corazón deberían reflexionar sobre la responsabilidad de todos nosotros y sobre la vergüenza existente, en una civilización, que ha creado un mundo donde no se puede vivir." André Maurois.


Virginia Woolf
Adeline Virginia Stephen, Londres, Reino Unido, 1882-1941. Hija de sir Leslie Stephen, distinguido crítico e historiador, creció en un ambiente frecuentado por literatos, artistas e intelectuales.


Sus primeras novelas "Viaje de ida" y "Noche y día", ponen ya de manifiesto la intención de la escritora de romper los moldes narrativos heredados de la novelística inglesa, en especial la subordinación de personajes y acciones al argumento general de la novela, así como las descripciones de ambientes y personajes tradicionales; sin embargo, estos primeros títulos apenas merecieron consideración por parte de la crítica.


Sólo con la publicación de "La señora Dolloway y Alfaro" comenzaron a elogiar los críticos su originalidad literaria. Influida por la filosofía de Henri Bergson, experimentó con especial interés en el flujo de variaciones de la conciencia del personaje.


En uno de los accesos de una enfermedad mental que había obligado a ingresarla en varias ocasiones a lo largo de su vida, el 28 de marzo de 1941 desapareció de su casa de campo, hasta que días después su cuerpo fue hallado en el río Ouse con los bolsillos llenos de piedras.
Mas aquí


Sylvia Plath
Oriunda de Jamaica Plain, Massachusetts. Publicó su primer poema cuando tenía ocho años. En 1963 escribe una novela autobiografica "La Campana de Cristal", en la que describe su primer intento de suicídio.


Despues de hacer una cura con electroshock y psicoterapia, se gradua "summa cum laude" ganando una beca "Fulbright" para estudiar en Cambridge, Inglaterra.


Su primer libro "El Coloso" con una literatura muy precisa y bien labrada, da atisbos de lo que estaba por venir. Son como poemas escritos sobre el encanto de la muerte fisico o cruel y el dolor psíquico se convierte en casi táctil.
El 11 de febrero de 1963, Sylvia Plath se suicidó introduciendo su cabeza en el horno con el gas abierto, a la edad de 30 años.
Mas aquí


Emilio Salgari
Verona 1863-Turín, 1911. Escritor italiano, autor de numerosas novelas de aventuras que han gozado siempre de gran éxito, sobre todo entre el público juvenil, por el dinamismo casi cinematográfico de la acción, que evoca sugerentes atmósferas fantásticas y épicas.


En 1883, se inició en la novela con "I selvaggi della Papuasia", publicada por entregas en el periódico milanés "La valigia". Así hasta 130 cuentos y 85 novelas, que desde el primer momento obtuvieron gran acogida pública y han sido traducidas a muchísimas lenguas.


Fué el creador de populares personajes como Sandokán, Yañez o Kammamuri.
A pesar de ver como se convertían algunas de sus obras en Best-Sellers, distintas desgracias familiares y ciertas dificultades económicas le empujaron a quitarse la vida, cortandose la garganta con su navaja de afeitar, en una colina cercana a Turín.
Mas aquí


Leopoldo Lugones
Nació en 1874 en Villa de María en el departamento cordobés del Río Seco. Fue un personaje muy controvertido, publicando versos con el seudónimo Gil Paz, promoviendo huelgas estudiantiles y llegando a fundar un centro socialista.


Escribió con éxito para varios periódicos como "La Vanguardia", "La Tribuna" y "La Nación", éste último promovido por su amigo Rubén Darío.


Publicó su primer libro "Las montañas del oro" en 1897. En los prolíficos años de 1900 escribió "Crepúsculos del jardín" (1905), "Las fuerzas extrañas" (1906), "Lunario sentimental" (1909), "Cuentos fatales" (1926), entre otros.


En su época madura fue igual de controvertido que en sus posiciones juveniles al apoyar el militarismo de la década de los treinta. Lugones, aún hoy, genera controversias por su cambiante temperamento político. El tiempo, sin embargo, lo ha destacado como una figura central de la cultura argentina y como uno de sus más grandes escritores.


Puso fin, voluntariamente, a su vida en una isla del Tigre, ingiriendo whisky mezclado con arsénico.
Mas aquí


Robert Ervin Howard
Nació en Peaster, Texas, el 22 de enero de 1906. Educado en la atmósfera de la frontera tejana, no tardó en llegar a ser todo un devoto de sus viriles tradiciones homéricas.


El conocimiento que tenía de su historia y sus costumbres populares era muy profundo, y las descripciones y reminiscencias que contienen sus cartas privadas ilustran la elocuencia y la fuerza con las que habría llegado a conmemorarlas literariamente de haber vivido más tiempo.
Fue el creador del famoso cinmerio "Conan el barbaro".


Empezó a escribir a los quince años, logrando colocar su primer relato "Spear and Fang" (Lanza y Cuchillo, en 1925), fue publicado en Weird Tales tres años después.


En 1926, "Wolfshead" (Cabeza de Lobo) le grangeó una enorme fama y prestigio. La mayoría de su obra trata sobre aventuras a lugares extraños del mundo, incluyendo ruinas llenas de sombras de ignotas ciudades primordiales de la jungla o de de vastas ciudades megalíticas del mundo primigenio, alrededor de cuyas oscuras torres y bóvedas laberínticas perdura un aura de miedo prehumano y nigromancia que ningún otro escritor ha logrado imitar.


La poesia del señor Howard (extraña, belicosa y aventurera) no era menos notable que su prosa. Poseía el auténtico espíritu de la balada y la épica, y se hallaba marcada por el latido de la rima y una poderosa imaginería del temple más inconfundible y personal.


Murió a los 30 años de un tiro en la cabeza, causando una devastación y estragos entre su numerosa legión de fans, en la que me incluyo.
Mas aquí


Paul Celan
Paul Anczel, Czernowitz, 1920-París 1970. Poeta alemán de origen judío, internado en un campo de concentración, logró huir a la U.R.S.S. y permaneció allí hasta el final de la guerra.
En Bucarest aparecieron sus primeros poemas en la revista "Agora". Poco después se trasladó a París, ciudad en la que estableció su residencia definitiva.


Considerado el poeta más importante de la posguerra en lengua alemana, en su obra concurren influencias muy diversas que van desde la tradición hebrea hasta el simbolismo francés (Rimbaud, Mallarmé), los surrealistas (P. Eluard) y algunos clásicos de la lírica alemana (Hölderlin, Rilke).


Sus desgarradores poemas: "Adormidera y memoria", "De umbral en umbral", "Rejas de lenguaje", "La rosa de nadie", entre otros muchos; provienen de aquellas tortuosas experiencias.


Su lenguaje poético intenta en cierto modo la negación de la mera expresión y el reflejo de las cosas, de los acontecimientos; se compone de espacios vacíos y de palabras arrancadas al silencio.


Muere lanzandose al río Sena desde el puente de Mirabeu.
Mas aquí


Existen numerosos poetas suicidas, escritores malditos que nos negaron una literatura mas extensa debido a que cayeron en la mas cobarde de las huidas de este asqueroso y cobarde mundo y del que ya sólo nos quedan sus desgarradores trabajos que ahondan en las miserias humanas.


Tales como:
Bruno Bettelheim, Anne Sexton, Antonia Pozzi, José Asunción Silva, Reinaldo Arenas, Manuel Acuña, Yukio Mishima, Horacio Quiroga, Alfonsina Storni, Stefan Zweig o Gabriel Ferrater, entre otros.
Bruno BettelheimAnne SextonAntonia PozziJosé Asunción SilvaReinaldo ArenasManuel AcuñaYukio MishimaHoracio QuirogaAlfonsina StorniStefan ZweigGabriel FerraterDylan Thomas